Los errores más comunes al establecer objetivos de Marketing

Boombit > Got Strategy? > Los errores más comunes al establecer objetivos de Marketing

Antes de elaborar cualquier estrategia, se debe empezar por formular objetivos. La mayoría del tiempo, es una de las tareas más difíciles y a la vez, la más importante. Tus objetivos serán la guía para todas tus acciones y si no están hechos de forma correcta, correrás el riesgo de perderte y no poder probar el éxito de tus esfuerzos.

Como profesionales de Marketing, cometemos errores comunes al formular objetivos, y no porque no sepamos cómo hacerlo, pero por tratar de medir el éxito desde métricas subjetivas y no las que en realidad importan.

Hacer objetivos muy generales

 

¿Cómo podrás saber si tu marca se posicionó? ¿Qué métrica te dará esa respuesta? Posiblemente, ninguna. Cuando formulamos objetivos, debemos siempre tener en mente que deberemos de cumplirlos.

Como consecuencia, se necesita ser específico ¿Cómo? Debés incluir qué se espera, por qué es importante, a quiénes involucra, dónde se va a llevar a cabo y qué restricciones aplican.

No saber medirlos

Todos hacemos una estrategia o campaña para lograr un objetivo, pero este objetivo debemos hacerlo posible de medir. Por ejemplo, querés incrementar la venta de un producto específico con tu campaña de diciembre; para eso, debés especificar en qué porcentaje lo aumentarás y ese porcentaje en qué número se convertirá.

Es simple, no podrás saber si cumpliste objetivo si no podés medirlo.

Formular metas inalcanzables

Todos queremos incrementar ventas en un 100% o subir nuestras visitas a un millón de usuarios al mes, pero está un poco alejado de la realidad. Debemos establecer objetivos que estemos en capacidad de cumplir y vayan de acuerdo al presupuesto y acciones planificadas.

Tus números no tienen que ser largos, para ser buenos. Para poder establecer números realistas, debés hacer una revisión del historial de métricas y así saber qué tan alto apuntar.

Poco relevante

Imaginate llegar a la reunión mensual con tu jefe y presentarle que cumpliste con las 300 nuevas visitas al blog de la empresa, pero que para él o ella sea totalmente irrelevante ¿Qué le dirías? El problema no es que no comprenda la importancia, es que los objetivos que planteaste no estaban alineados a los objetivos del resto de la empresa.

Para lograr hacer tus objetivos relevantes, debés conocer qué está buscando el equipo de ventas y gerencia. Lo ideal es trabajar para cumplir una misma meta, cada área poniendo una parte para lograrlo.

No poner fechas o tiempo

Esto va muy de la mano con lo específico que es tu objetivo. Así como debés definir qué vas a alcanzar, es necesario establecer el tiempo en que lo harás. Si no trabajás con un tiempo meta, es posible que no logrés darle el seguimiento adecuado a la campaña y que tus acciones sean desordenadas.

Los objetivos son como las metas de año nuevo, si no decimos en qué mes las cumpliremos, llegamos al 31 de diciembre sin recordar lo que nos habíamos propuesto.

errores objetivos marketing

Todos estos errores, pueden solucionarse siguiendo la metodología S.M.A.R.T. Es decir que cumplan con los siguientes requisitos: Específicos, Medibles, Alcanzables, Relevantes y Alineados en el tiempo.

Ahora, te mostramos el ejemplo de un objetivo de marketing que cumple con todos los requerimientos de la metodología SMART.

Aumentar las visitas de nuestro sitio web en un 50% (de 1.000 a 1.500 al mes) para el lanzamiento de nuestro nuevo producto el 31 de Marzo de 2016.

Aplicando todo esto, será mucho más fácil para vos y tu empresa formular y cumplir metas con tus campañas o estrategias.

Comments

comments

Dejános un comentario

Lamentamos interrumpir.

Si te gusta nuestro contenido te invitamos a suscribirte y él llegará por si solo a tu bandeja de entrada 😉