El buen ejercicio del Moodboard

Boombit > Boombit Academy > El buen ejercicio del Moodboard

Por Inti Ruiz – Director de diseño 

Hablando de la creatividad, más específicamente del proceso creativo, la experiencia me ha llevado a confirmar lo que desde la universidad cada profesor repetía, y es que, para lograr un resultado optimo en el diseño, es menester inevitable el recopilar e interiorizar grandes cantidades de información, sin investigación previa no se pueden desarrollar ideas, o al menos, no ideas que cumplan objetivos.

 

Pues bien, sobre este mismo proceso investigativo, el diseñador, por lo común, toma el camino fácil, de solo llevar a cabo un research gráfico, acción que efectivamente dispara una serie de ideas pero pocas veces son realmente encaminadas a cumplir el objetivo de la obra gráfica, es decir, muchas veces solo se evalúa el aspecto estético en este research (y mucho cuidado con la palabra “estética”, tema que posiblemente abarque a detalle en otro momento).
c852830b2ff7ecf3419bc7b4ff72f847 (1)
El buen diseñador debe comprender que el ejercicio investigativo debe ir más allá de la recopilación de referencias gráficas. En mi día a día laboral encuentro cotidiano el uso de la palabra “moodboard”, que, en esencia, no es mas que una recopilación de otros trabajos visuales que funcionan de guía para diseñar, no obstante (y gracias al famoso Networking de la comunidad) he llegado a comprender que el moodboard es una herramienta mucho más flexible que puede abarcar mucho más que las referencias gráficas, volviéndose por así decirlo un especie de Brief especializado para la dirección de arte.

 

Y aquí toco el punto que mas me interesa, y es que: ¿Qué tanta información podemos (o conviene) recopilar en un Moodboard?
Moodboard Re branding
Como dije antes, el moodboard puede ser una herramienta flexible, que permite no solo recopilar referencias gráficas, sino datos textuales claves, experimentos de color, insumos gráficos, incluso categorizar las inspiraciones visuales.
Analicemos un caso concreto, el diseño de una marca gráfica, para facilitar el ejercicio podemos hablar de un hipotético negocio de venta de bolsos para mujeres empresarias de alto nivel económico, en tal caso nuestro Moodboard puede poseer:
  • Concepto de la marca (una frase que explica el porque existe o pretende existir esa marca): “Comodidad y elegancia para la mujer de negocios”
  • Objetivos de la marca (demostrar una personalidad extrovertida y fuerte)
  • Palabras claves que resuman lo esencial de la marca (bolsos, femenino, comodidad, elegantes)
  • Referencias visuales (otras marcas del mismo rubro, imágenes que ilustren las palabras claves planteadas, marcas de otros rubros con el mismo público objetivo)
  • Colores alineados a la intención de la marca (Negro, rojo oscuro, blanco)
  • Experimentos de color y textura basados en las referencias visuales (patterns de zapatos, texturizados elegantes de tela fina, pruebas de contraste entre los colores)
  • Definiciones claves (¿qué es un bolso? ¿qué es femenino? ¿cuál es el concepto de comodidad y de elegancia? ¿en qué piensa la gente cuando escucha estas palabras?)

En fin, perfectamente puede extenderse mucho más, dependiendo del proyecto podríamos abordar referencias de materiales, métodos de construcción, insights del consumidor, referencias de la competencia, insumos previos de la marca, cualquier dato clave como categorías de productos, etc.

moodboard design
Lo que aquí planteo no es realmente algo nuevo, pero en un entorno de gente altamente sensible a lo visual, la falta de análisis y racionalidad se vuelve algo común, el diseñador no es un artista, busca cumplir objetivos y un moodboard bien trabajado es una poderosa herramienta para que el profesional gráfico pueda diseñar no solo desde aspectos estéticos sino lógicos.

 

Es importante mencionar que el oficio del diseñador solo conseguirá su merecido respeto mediante el desarrollo de la cultura, y como profesionales gráficos somos los principales responsables, sino diseñamos con base y fundamento no hacemos más que desprestigiar la comunidad pues evadimos la responsabilidad sobre la efectividad de nuestra propia obra.

 

Abierto a comentarios del tema, agradezco al que se tomaran su tiempo a la lectura.
Para saber más de El Tipo Tuani da click! 

Comments

comments

Dejános un comentario

Lamentamos interrumpir.

Si te gusta nuestro contenido te invitamos a suscribirte y él llegará por si solo a tu bandeja de entrada 😉